La hiperhidrosis

La hiperhidrosis es un inconveniente que afecta a un número reducido de personas pero que puede complicar el día a día de aquellos que la sufren. Esta consiste en una enfermedad en la que se secreta una cantidad de sudor muy superior al que es necesario para la regulación de la temperatura normal que precisa el cuerpo humano. Es en el dorso de las manos, la yema de los dedos, la planta de los pies, las axilas o la cara, las zonas donde se manifiesta este exceso de sudoración en la mayoría de los casos.

 

Cuáles son las causas

Todavía no se sabe con exactitud el motivo por el cual aparece esta enfermedad, aunque hay que revindicar que no se trata de una falta de higiene. Este nivel de sudoración excesivo desencadenado por una sobreactividad de las glándulas sudoríparas ecrinas, se manifiesta en un 30-35% por algún antecedente familiar. Esto hace pensar que la genética pueda intervenir como causa en su aparición. También se puede vincular a los aspectos hormonales ya que en un 60% de los casos los afectados son mujeres. Esta enfermedad suele iniciarse en la infancia o pubertad y normalmente dura toda la vida.

 

Posibles consecuencias

En muchas ocasiones las personas que sufren esta enfermedad pueden padecer cierto estrés emocional, así como tener dificultades en sus relaciones sociales, laborales y personales. Junto a estos factores psicológicos, también puede resultar un problema el mal olor provocado por el sudor, la humedad generada en los tejidos, infecciones locales o irritaciones.

 

Soluciones

-  Higiene personal en el día a día:

Alguna práctica habitual que puede ayudar a llevar mejor los problemas de la hiperhidrosis es la utilización de ropa de algodón y transpirable evitando tejidos sintéticos. También utilizar calcetines de algodón y zapatos de cuero con buena transpiración, evitando aquellos que sean de plástico o de goma.

Recurrir a la ducha de forma habitual, una o dos veces al día con jabón desodorantes, además de optar por depilar el vello de las axilas. También es interesante evitar el café, alcohol y las especias picantes.

 -  Importante saber relajarse:

Recurrir a técnicas de relajación puede ser muy útil para posibles momentos de estrés. Saber gestionar este tipo de situaciones ayudará a disminuir la transpiración y la incomodidad.

 - Otras opciones:

Existen otras alternativas a nivel profesional con tratamientos o recurriendo a la cirugía que pueden ayudar a solucionar el problema.

 

Aunque no sea un problema común, hay soluciones para aquellos que lo sufren.

 

 

 



+ INFO

Infórmate sobre todos los trucos, consejos, prácticas y novedades sobre salud y belleza que Maverick puede ofrecerte.

Lucha contra los cercos de sudor

El estrés, la actividad diaria u otros motivos, pueden hacer que en ocasiones tu desodorante no esté a la altura de las circunstancias.

La mejor opción contra el mal olor corporal es tu elección.

El mal olor corporal resulta incómodo y desagradable para las personas. Por ello, los desodorantes y los antitranspirantes son una opción para evitarlo y reducir la transpiración.

24h de efectividad contra el mal olor

El mal olor de los pies es un problema muy frecuente que puede evitarse. El Desodorante Antitranspirante de Pies te ofrece 24h de efectividad, regula la sudoración excesiva y proporciona el máximo bienestar gracias a su acción refrescante.