Nuestro reto: Mantener una piel sana.

A diario la piel se ve afectada por una serie de factores externos con los que tiene que lidiar para continuar manteniéndose sana. Desde los factores medioambientales hasta los relacionados con el estilo de vida, te descubrimos algunos para que aprendas a defenderte de ellos:

EDAD

Con el paso del tiempo, la piel sufre una serie de variaciones. En la adolescencia se ve afectada por los cambios hormonales que pueden causar acné y otras imperfecciones en la piel. Conforme envejecemos la piel evoluciona y se apaga o reseca; sus funciones principales se ven afectas, pudiéndose dañar con mayor facilidad. Esto no implica que no pueda permanecer sana pero sí más fina, seca, con más arrugas y con la necesidad de un cuidado más específico.

CLIMA

Una exposición continuada y excesiva a los rayos solares ultravioleta puede provocar deshidratación, daños térmicos, la aparición prematura de arrugas, pigmentación, la producción de radicales libres o incluso daños en el ADN.

La humedad del entorno también afecta a la piel. Una carencia de humedad la priva de su hidratación mientras que, un exceso activa las glándulas sudoríparas a pleno rendimiento, haciendo que la piel adquiera un aspecto grasiento.

ESTILO DE VIDA

La falta de sueño, el estrés emocional, una mala alimentación, los malos hábitos (fumar, consumo excesivo de alcohol) y la falta de ejercicio pueden influir de forma directa a un deterioro de la piel. Por la parte del aspecto físico, se deben evitar determinados tejidos con pieles sensibles (lana o fibras sintéticas), no usar prendas demasiado ajustadas que pueden irritar la piel, piercing o tatuajes pueden causar reacciones alérgicas. Finalmente, es muy importante una adecuada selección de productos cosméticos en función del tipo de piel.

 



+ INFO

Infórmate sobre todos los trucos, consejos, prácticas y novedades sobre salud y belleza que Maverick puede ofrecerte.

La Higiene Deportiva

Después del verano empieza la rutina, por lo que retomamos nuestras actividades deportivas.

La piel, el órgano más extenso de nuestro cuerpo

El órgano más grande de nuestro cuerpo es la piel, en las personas adultas ocupa aproximadamente 2 metros cuadrados y pesa sobre unos 5 Kilogramos.